• La Bagatela 46 con Marcelo Torres
  • No es mentira que la política de Seguridad en Bogotá es pura palabrería.
  • No es mentira que Peñalosa se ha opuesto de mil maneras a la construcción del Metro de Bogotá.
  • No es mentira que Peñalosa no escucha.
  • Yezid García y la Van der Hammen
Entrevista a la candidata presidencial de Perú Verónika Mendoza

Jacqueline Fowks, Periodista e investigadora peruana

La congresista por Cusco, Verónika Mendoza es, a sus 35 años, la candidata a la presidencia de Perú más joven. Miembro de la coalición de izquierda Frente Amplio, es asimismo la única, de las 17 personas que aspiran a ese cargo en los comicios del 10 de abril, que habla quechua fluidamente. Mendoza defiende cambios en el sistema político y el modelo económico, al igual que el 62% de los peruanos. Estudió Psicología y una maestría en Ciencias Sociales en Francia, donde también se formó en enseñanza de segundas lenguas. La candidata dice de ella que: "No tengo experiencia en indultar narcotraficantes ni en corrupción, como otros candidatos".

Después de casi cinco años como parlamentaria, su principal constatación sobre la política en su país es que "el sistema político como está no da para más, ni representa las demandas de la ciudadanía. El Congreso ha estado a espaldas de la gente y hay una cerrazón de la clase política", asegura.

Para Mendoza, el Legislativo se ha convertido en una mesa de partes del Ejecutivo, sin incidencia en la definición de presupuesto público. Critica las reformas laborales, tributarias y ambientales que promovió el Ejecutivo "con el argumento de atraer inversiones, pero que recortaban derechos de los ciudadanos, y que el Congreso quiso aprobar sin mayor debate, generando enormes resistencias de la ciudadanía en 2014". Esas diferencias con el Gobierno la llevaron a renunciar como militante del Partido Nacionalista en junio de 2012.

Mendoza era casi una desconocida en enero en las encuestas y, a diferencia de los candidatos García y Keiko Fujimori, que en algunas ciudades son recibidos con huevos y carteles de rechazo, reúne cada vez más electores que la escuchan.

Propuestas económicas

"Dentro de lo urgente está la reactivación económica. Recojo en campaña que las familias están sintiendo los efectos del frenazo económico", asegura Mendoza. Para remediarlo, propone: "De llegar al Gobierno, tras reactivar aumentando el sueldo mínimo, incrementando la inversión pública y garantizando crédito barato para los micro y pequeños empresarios, será posible redistribuir mediante programas de pensiones para sectores más vulnerables y diversificar la economía mediante la capacitación a sectores productivos y la promoción de la asociatividad con fines de industrialización".

La postulante describe al Frente Amplio como una organización política de izquierda que agrupa a núcleos sindicales, colectivos indígenas, de jóvenes y mujeres. "Hay una marca progresista muy clara, ambientalista, y también una fuerte impronta del movimiento campesino. Planteamos en
este debate electoral la necesidad de cambios profundos en el país, como renegociar los contratos de explotación de los recursos naturales, que han sido rematados a empresas transnacionales sin que beneficien a la gente, tenemos importantes cantidades de gas en nuestro país", refiere.

Mendoza recuerda que en el Congreso advirtió hace años que el país debía buscar otras fuentes ante la caída de los precios internacionales de los metales, "pero fuimos censurados y calificados como enemigos del desarrollo. Otros sectores tienen un enorme potencial, como el agro, la ganadería, el turismo".

El padre de la congresista, Marcelino Mendoza, fue dirigente del partido Izquierda Unida en Cusco y uno de los fundadores del gremio nacional de maestros en los 70. Con su experiencia, recomienda a la candidata "que salga más en los medios de comunicación, que dé a conocer más mis propuestas y que no me pelee mucho con los empresarios", explica la joven congresista. "Yo le digo que no me peleo, sino que les vamos a poner reglas claras, porque necesitamos sus inversiones, vamos a concertar. Percibe mi padre que somos un poco estigmatizados como antiinversión y le preocupa un poco".

La candidata discrepa del tecnócrata y también candidato presidencial Julio Guzmán, quien señala que América Latina no quiere ideologías, sino resultados. "Los que gobiernan deben tener un programa sustentado política y socialmente. Hemos visto el resultado del discurso sobre la prioridad de lo técnico con el gobierno de Alberto Fujimori, quien rechazaba las ideologías y descalificaba lo político. Con ese argumento impulsó reformas con clarísimo sesgo ideológico, que desmantelaron el Estado, institucionalizaron la corrupción, y derivaron en un debilitamiento de la institucionalidad del cual hasta ahora no nos recuperamos", respondió.

Las múltiples culturas

Perú ha vivido desde 2009 múltiples conflictos sociales entre las empresas, las fuerzas del orden y las comunidades cercanas a los proyectos de extracción minera, de hidrocarburos y construcción de hidroeléctricas. A este respecto, Mendoza exige "reconocer los derechos de las comunidades campesinas y nativas a decidir sobre su territorio y sobre las políticas públicas que los afectan".

La política apuesta por el diálogo para solucionar estos problemas y afirma: "En los últimos años, los pueblos indígenas han estado marcados por duros conflictos sociales relacionados con el uso de los recursos naturales y el territorio, y han primado lógicas autoritarias, sin dialogar ni consultar. Eso ha generado más de 50 muertos durante este Gobierno", sostiene.

Álvaro Uribe Vélez: 26 años destruyendo trabajo decente

Por Edwin Palma, Vicepresidente de la USO. Las2Orillas.co

No hay animal más desmemoriado que el hombre, sobre todo la gente joven que no vivió la dictadura. Uno aprende con lo que vive, no con lo que le dicen. Y es muy peligroso, porque es demasiada inocencia.
- Pepe Mujica.

Seis años después que Álvaro Uribe salió por la puerta principal de la Casa de Nariño, aclamado como salvador de la república, gracias a una poderosa estrategia de mercadeo político y al gasto militar más grande de la historia, un buen número de colombianos, aunque cada vez menor, entre ellos inocentes trabajadores, creen que él y su corte siguen siendo los únicos que pueden rescatar a Colombia de la conspiración comunista que, según ellos, encabeza el propio presidente Santos aliado de las castrochavistas de la “Far”.

La memoria no nos debe fallar, Uribe como senador liberal en los años 90, como presidente y ahora como jefe de la derecha extrema, nos ha hecho un enorme daño a los trabajadores colombianos.

El 5 de agosto del 2002 entré a trabajar a Ecopetrol casi al mismo tiempo que el expresidente comenzaba su ciclo en la Casa de Nariño. Y hoy con conocimiento de causa, sin que nadie me haya contado, quiero recordar lo que ha hecho el expresidente con los derechos de los trabajadores en su ya excesivamente larga carrera política.

En 1990 fue ponente en el Senado de la ley 50 de 1990, una reforma laboral que derogó conquistas de los trabajadores como la estabilidad laboral y con la que los empresarios pudieron abaratar los costos de producción, aumentar sus rentas y restringir la acción sindical en el sector privado, en donde hasta hoy los trabajadores sindicalizados son una pequeña minoría acorralada.

La famosa Ley 50 de 1990 partió en dos la historia de todos los que trabajamos en Colombia. Se suprimió la retroactividad en el pago de las cesantías, la estabilidad laboral después de los 10 años de antigüedad y se eliminó por 10 años del concepto de unidad de empresa. Crecieron como la espuma los empleos temporales y el despido masivo de trabajadores con autorización del ministerio de los empresarios, perdón, del trabajo. Tres años después, Uribe, con su aliado de casi siempre, Fabio Valencia Cossio, lideraron la ponencia de la otra famosa ley, la 100 de 1993 que privatizó el servicio de salud y hoy deja morir a cientos de colombianos en las puertas de los hospitales.

En el año 2003, Uribe liquidó y restructuró muchas empresas estatales como Telecom, en donde fueron despedidos más de 10.000 trabajadores en un día, ahh y se llevó por delante varias organizaciones sindicales que fueron tratadas como terroristas y sus líderes fueron a parar a la cárcel. El Instituto de los Seguros Sociales, el Banco Cafetero, Granahorrar, Ecogás hicieron parte de las 464 entidades del Estado restructuradas o eliminadas. Desmanteló el estado colombiano, ya bien insuficiente, para entregarlo a empresarios privados casi todos extranjeros, que no lo han hecho mejor.

A Ecopetrol la escindió en tres partes mediante el decreto 1760 de 2003 y posesionó a Isaac Yanovich como presidente con el único fin de destruir a la Unión Sindical Obrera —USO— y masificar la tercerización laboral. En diciembre de 2003 expidió el decreto 3164 de ese año para abaratar salarios de trabajadores tercerizados y logró que un tribunal de arbitramento obligatorio modificara la convención colectiva de trabajo USO-Ecopetrol para quitarles derechos a los trabajadores directos. No pudo acabar con el sindicato, pero se la jugó toda en el intento.

Su aguinaldo del 2002 para los trabajadores fue la ley 789 del 27 de diciembre de ese año. Gracias a esa reforma el día de los trabajadores de Colombia se extiende hasta las 10 de la noche sin lugar a recargo alguno. El pago por trabajo dominical es insignificante y los despidos son muchos más baratos. Ese mismo año con la ley 790 acabó el Ministerio del Trabajo y lo fusionó con el de salud, demostrando la poca importancia que tendrían los trabajadores durante su gobierno.

Con la Ley 797 de 2003 o reforma pensional, aumentó la edad y el número mínimo de semanas laboradas para el retiro tanto para hombres, como para mujeres.

El final de ese mismo año, hizo aprobar por el congreso el “Estatuto Antiterrorista” con el cual le concedió facultades de policía judicial a las Fuerzas Militares y permitía capturas e interceptaciones sin orden judicial previa. Por fortuna, la Corte Constitucional en menos de un año declaró esa ley inconstitucional. Pero por esa y otras decisiones contra su gobierno, Uribe permeó de figuras como Pretelt a la guardiana de la Constitución.

En el año 2005 tramitó y llevó a norma constitucional la prohibición de que los sindicatos pudieran negociar normas pensionales y acabó regímenes exceptuados dejando solo el de las fuerzas militares. En el año 2006 hizo aprobar por el congreso la ley 1118 de 2006 con la cual abrió a Ecopetrol S.A. al capital privado.

Durante los 8 años de gobierno de Uribe Vélez aumentaron las violaciones a los derechos humanos contra mujeres sindicalistas, contra docentes sindicalizados, y hoy es mayor la responsabilidad estatal en todas las violaciones, frente a lo ocurrido entre 1996 y el 2002. Recordemos el episodio del DAS y sus alianzas con grupos paramilitares que también sirvió para perseguir sindicalistas. (Ver informe)

En sus dos gobiernos, Uribe Vélez favoreció la violencia antisindical a través de un discurso sistemático de señalamiento a los sindicatos como organizaciones subversivas o arruinaempresas en los inolvidables Consejos Comunitarios. El gobierno decidió no cumplir la recomendación de la Comisión de Normas del 2009, que le instó a dar “mensajes del más alto nivel sobre la importancia de las organizaciones sindicales”.

Los trabajadores y sindicalistas estamos llamados a no olvidar el grave impacto que sobre todos nosotros ha tenido Álvaro Uribe Vélez a lo largo de su larga carrera política. Tenemos el reto de convocar a las mayorías explotadas hacia una alternativa diferente al modelo neoliberal que sigue representando Santos, pero más aún Uribe.

ADENDA: Por estas y muchas más razones no hay que legitimar a Uribe y su partido el próximo 2 de abril.

La batalla por la ciudad de Palmira continúa

De www.publico.es

El Ejército sirio controla cuatro kilómetros cuadrados dentro de la ciudad. Rusia en apoyo a la ofensiva siria para recuperar Palmira ha lanzado más de 40 incursiones. Al menos 10 soldados sirios han muerto en una contraofensiva del Estado Islámico.

BEIRUT.- El Ejército sirio controla cuatro kilómetros cuadrados dentro de la ciudad monumental de Palmira, en el este de la provincia de Homs, después de los últimos avances frente al grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, dijo que "el progreso de las autoridades está siendo lento porque el Estado Islámico ha colocado muchos artefactos explosivos y todavía quedan combatientes suyos en su interior". Al Barazi indicó que los soldados dominan completamente el distrito de los hoteles y el barrio de Naseriya, en el suroeste de la población.

En paralelo, las fuerzas armadas atacan desde el oeste y el norte de Palmira. "La batalla ahora es calle por calle y hay avances y retrocesos", indicó Al Barazi, quien destacó que los efectivos gubernamentales bombardean las posiciones de los extremistas.

Anteriormente, la agencia de noticias oficial siria, SANA, había apuntado que el Ejército había tomado los barrios de Al Motaqaedin, Al Yameyat al Garbia y Al Ameriya de Palmira.

En uno de los contrataques este sábado de los yihadistas del EI al menos 10 soldados del régimen del presidente sirio, Bashar Al Asad, murieron en la ciudad de Palmira, donde las fuerzas gubernamentales han efectuado avances pero también han sufrido retrocesos.

Durante la mañana de este sábado, según el director del Observatorio, las fuerzas de Al Asad pese a haber retrocedido en el interior de la ciudad, situada en el este de la provincia central de Homs, mantienen su control de varios puntos importantes de las afueras como la antigua ciudadela. De hecho, en la periferia de Palmira, los efectivos del régimen sirio se hicieron con el control de la zona de Al Amria.

Los enfrentamientos entre ambos bandos prosiguen en el sur, suroeste, oeste y noroeste de la ciudad, acompañados con bombardeos de la aviación rusa y siria contra las posiciones de los yihadistas.

"Nuestras fuerzas continúan avanzando hasta que liberemos cada palmo de esta tierra"

En la zona este de Siria, el Estado Islámico controla la mayoría de las provincias del valle del Éufrates de Deir al-Zor y Raqqa. "Nuestras fuerzas continúan avanzando hasta que liberemos cada palmo de esta tierra pura", dijo un soldado a la televisión estatal.

El ejército sirio recuperó el pasado viernes el control de la ciudadela de Fajr Edin al Maani y el llamado monte de Syriatel, donde hay una torre de telecomunicaciones. Las tropas lograron situarse a sólo 500 metros del aeropuerto de Palmira, pero hasta el momento no han podido retomar este lugar, según el Observatorio.
Rusia apoya la ofensiva siria con 41 incursiones en Palmira

Por su parte, los aviones de combate rusos han llevado a cabo 41 incursiones en Siria esta semana, entre el martes y el jueves, en apoyo a la ofensiva del Ejército sirio para recuperar Palmira, patrimonio de la Humanidad y territorio conquistado por el autodenominado Estado Islámico hace casi un año, según han informado varias agencias de noticias rusas.

Citando fuentes del Ministerio de Defensa rusas, las agencias sostienen que estas incursiones han acabado con la destrucción de 146 objetivos del grupo terrorista. Defensa ha asegurado, en comentarios separados, que se han registrado siete violaciones del alto el fuego en las últimas 24 horas en la provincia siria de Latakia, pero que el cese de las hostilidades se está, "en general", cumpliendo.

Esta tregua, que cuenta con el respaldo de Naciones Unidas y Rusia, cubre la mayor parte de Siria, aunque no están incluidas las áreas controladas por el autodenominado Estado Islámico.

El EI ocupó Palmira el pasado 20 de mayo y desde entonces ha destruido parte de sus ruinas grecorromanas, que son Patrimonio Mundial de la Unesco. Conocida como "la novia del desierto" y localizada en un oasis, Palmira fue en el pasado uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda.

¡Que queden notificados Santos y Peñalosa!

Intervención de Yezid García, dirigente del Partido del Trabajo de Colombia (PTC), en la Plaza de Bolívar de Bogotá, en la gran movilización popular del PARO NACIONAL. Marzo 17 de 2016.

La explotación laboral en Reficar

Por Edwin Palma, Vicepresidente de la USO.

Ecopetrol y Reficar lo que están buscando es desviar la atención, encubrir a los verdaderos responsables y convertir a la USO en su chivo expiatorio.

Alivia que la mayoría de los medios de comunicación y el mismísimo informe del Contralor General de la República no estén haciendo mucho eco en culpar del escándalo de Reficar a los trabajadores y a la USO.

Son los directivos de Ecopetrol y de Reficar los que han dicho en un par de ocasiones dicho disparate. Tratan de ocultar su enorme irresponsabilidad y su desinterés por usar responsablemente los recursos de todos los colombianos. Culpan al sindicato de una pérdida o un sobrecosto de más de US$500 millones, lo cual no solo es falso, sino que buscan desviar la atención sobre las verdaderas razones y los verdaderos culpables de un sobrecosto de más de US$4000 millones.

Más allá de los temas técnicos, económicos y jurídicos del considerado, por algunos medios de comunicación el “mayor escándalo de corrupción del siglo”, quiero referirme a lo ocurrido sobre los temas laborales que allí aún suceden.

Como todos saben Reficar fue planeada como una sociedad conformada en alianza entre Ecopetrol y Glencore que tenía el 51 % de las acciones y el compromiso de conseguir el capital financiero presupuestado para la modernización de la Refinería de Cartagena. Sin embargo, Glencore rápidamente deja tirado el proyecto, Ecopetrol le compró las acciones y se quedó con el 100 % de Reficar.

A pesar de ser la única dueña, Ecopetrol S.A. decidió que Reficar siguiera como filial por dos razones políticas: Impedir la entrada de la USO a afiliar y atender a los trabajadores de la refinería como permite la constitución y en segundo lugar no aplicar salarios acordados entre el sindicato y la empresa a los miles de trabajadores tercerizados que harían posible el proyecto.

Más de 30.000 trabajadores fueron contratados a través de empresas intermediarias para construir este gran proyecto, con bajos salarios, sin protección laboral, con nóminas paralelas y sin derechos sindicales. Pero desde el año 2012 decenas de trabajadores se levantaron contra las injusticias laborales del personal extranjero, no solo reclamando dignidad en el trabajo sino mejores condiciones laborales y salariales.

Ecopetrol nunca intentó acordar con la USO condiciones laborales dignas y sobre todo espacios de diálogo para mejorar la calidad del trabajo y la productividad del proyecto, la arrogancia no los dejó y por eso hubo paros y protestas.

Los días 16 de enero, 14, 15, 16 y 20 de marzo, 10 y 12 de abril, 16, 17 y 22 de mayo de 2012 decenas de trabajadores, que no pertenecían a la USO hicieron acciones colectivas de protesta que fueron fuertemente reprimidas. Cientos de despidos, vetos y sanciones se dieron en contra de los trabajadores. La compañía extranjera CB&I responsable de la obra, culpó a la USO y la demandó ante la justicia ordinaria. Logró que la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia declarara ilegal dichas protestas.

En el año 2013 los trabajadores, nuevamente sin organizar, se levantaron en protestas y acciones colectivas. En esa oportunidad la USO abanderó la organización de esos trabajadores. Con alrededor de 300 trabajadores sindicalizados –de más de 13.000- empezó el proceso organizativo. En su representación, presentó un pliego de peticiones, con intermediación del Ministerio del Trabajo se acordó el inicio de las conversaciones y se hizo una tregua mientras se conversaba. Mientras tanto el sindicato afilió en torno al pliego de peticiones, más de 10.000 trabajadores en una semana. ¿Cuáles serían las circunstancias laborales que se vivían en la refinería para que se desatara la protesta y la sindicalización?

Las conversaciones se extendieron por 20 días como lo señala la ley. La misma norma posibilita una prórroga por un tiempo igual o menor. Las partes acordaron que fuera solo de tres días y al no haber arreglo el sindicato convocó a sus afiliados a una votación para definir un tribunal o una huelga. Una mayoría abrumadora decidió en favor de la huelga, un derecho constitucional de los trabajadores.

No obstante, esa decisión, la hora cero de la huelga la definiría el sindicato en un término no inferior a 2 días ni superior a 10 como lo dice la ley. Los negociadores de los trabajadores insistieron en un acuerdo hasta el día 10. Siempre hubo disposición de negociar. Eso no se logró.

¿Cómo van a costar tres días de huelga,
que además les fueron descontados a los trabajadores,
las escandalosas cifras de US$500 millones?

La huelga de Reficar ha sido una de las más grandes en la historia laboral colombiana y tres días después, cuando se firmó la convención, la construcción de la nueva refinería aún no estaba totalmente paralizada. Según los datos suministrados por la empresa, la convención firmada costó US$104 millones. Vale precisar que en huelga no se pagan salarios y eso ocurrió con la de Reficar. Si 27 meses de retraso del proyecto costaron US$1000 millones según la misma contraloría, ¿Cómo van a costar tres días de huelga, que además les fueron descontados a los trabajadores, las escandalosas cifras de US$500 millones?

La empresa CB&I y sus empresas contratistas y subcontratistas incumplieron los acuerdos y de nuevo vinieron las protestas y acciones reivindicativas de los trabajadores.

Fue tan mal tratado el conflicto laboral en Reficar que Ecopetrol negoció con la USO un acuerdo de relaciones laborales para el Proyecto de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja –PMRB, proyecto estratégico que por lo menos esta administración de Ecopetrol ha dicho que no ejecutará.

Ahora la refinería de Cartagena opera a media marcha, se ha destapado un escándalo sin precedentes y el presidente Echeverry y la junta directiva de Ecopetrol mantienen la decisión de que Reficar siga siendo filial suya, a pesar de que va a ser operada y mantenida por personal de Ecopetrol insistiendo en impedir la presencia de la USO dentro de las instalaciones. El caso ha sido tratado por la OIT que en recomendación del año pasado dijo: “a) el Comité (de Libertad Sindical) pide al Gobierno que tome las medidas necesarias para asegurar que todas las empresas del sector del petróleo permitan, bajo modalidades que tengan en cuenta imperativos objetivos de seguridad y que no perjudiquen el funcionamiento eficiente de dichas empresas, el ingreso de dirigentes sindicales exteriores a sus plantas de personal, sea para reunirse con sus afiliados sea para informar a los trabajadores no afiliados de los posibles beneficios de la afiliación.”

Ecopetrol y asociados cerraron desde el principio las puertas del diálogo con los trabajadores provocando altos niveles de explotación y desprotección laboral que culminaron en protestas y huelgas que además no provocaron ninguno de los sobrecostos como se supo rápidamente después de que los culpables intentaran esconderse detrás de la USO y de los trabajadores.

La construcción de la nueva refinería dejó alrededor de 150 trabajadores con debilidad manifiesta debido a accidentes de trabajo y enfermedades laborales y frente a quienes no hay ninguna propuesta ni de CB&I, ni de Ecopetrol ni de Reficar. Por el contrario, dichos trabajadores tienen la amenaza de que terminen sus contratos de trabajo y cuya decisión está hoy en manos del Ministerio del Trabajo.

Ecopetrol y su junta directiva, la presidencia de la república, Reficar, Glencore, CB&I y decenas de empresas contratistas deben responder política y legalmente por los sobrecostos. Los órganos de control deben investigar, individualizar responsabilidades y sancionar conforme a la ley.

Queda claro que las administraciones de Ecopetrol y Reficar, lo que están buscando es desviar la atención, encubrir a los verdaderos responsables y convertir a la USO, en su chivo expiatorio. Esa infamia no se puede permitir y por el contrario debemos exigir verdad, justicia y reparación integral.

Esta opinión no refleja la de la organización sindical de la que hago parte.

7 logros perdurables de la administración de Marcelo Torres como Alcalde de Magangué
Marcelo Torres

Esto fue lo que la Administración de MarceloTorres Benavides, El Verdadero Cambio, le dejó a Magangué, 7 logros perdurables:

I. SE ORDENARON LAS FINANZAS PÚBLICAS

1. Hicimos cuatro cosas: 1) pagamos una parte sustancial de la deuda; 2) renegociamos la deuda; 3) logramos aumentar los recaudos; y 4) liberamos unos recursos que antes iban al bolsillo de los acreedores y con los cuales, ahora, especialmente en los dos últimos años, se ejecutaron y se ejecutan obras a la vista de todos. Se evitó la caída del Acuerdo de Pasivos, se regularizaron los pagos y ya pagamos gran parte de la deuda.

1.1. En el cuatrienio 2012-2015, del total de la deuda acumulada al inicio de 2012, más de $38 mil millones, el municipio pagó a sus acreedores $18.212.383.753.

1.2. Se renegoció la deuda pública.- La renegociación la deuda en 2013, permitió liberar 15 puntos porcentuales del total de los recursos destinados al pago de los acreedores al disminuir de un 75% al 60% sobre los ingresos propios del municipio y algunas otras rentas, obteniendo así recursos de que antes no disponía el municipio para la inversión, tales como construcción y arreglo de vías.

1.3. Aumentó el recaudo y con este los ingresos propios.- La población volvió a pagar sus impuestos porque esta Alcaldía logró recuperar la confianza del público en su Administración.

Variación del recaudo entre 2011-2015

Año Recaudo Variación (millones de pesos) %
2011 3.793
2015 8.761 130,9%

1.4. Todo esto tuvo un efecto positivo en la economía del municipio.- Se reanimaron visiblemente el comercio y las transacciones económicas. A SAO y al Éxito se sumaron las grandes superficies de Ara y Tierra Santa. Aumentó considerablemente la construcción en el municipio medida en metros cuadrados:

METROS CUADRADOS CONSTRUIDOS
2009 2015
2 MILLONES 383 MIL METROS CUADRADOS 2 MILLONES 962 MIL METROS CUADRADOS
Dinámica de crecimiento del 24% - 579.185 metros cuadrados

II. SOLUCIONADO EL PROBLEMA DE LOS RECURSOS PARA EL SUMINISTRO DE AGUA POTABLE

2.1. Certificación de Magangué en agua y saneamiento básico.- Esta se tradujo en la recuperación por la administración por el municipio de casi 5 mil de millones de pesos anuales destinados a la inversión en este vital renglón. Adelante explicamos la irregular descertificación producida en los últimos días del año.

2.2. Gestión ante el Presidente de la república de $8 mil millones para ampliar y optimizar las plantas de aducción del acueducto, obra hoy en su fase terminal, cuya realización superará el racionamiento de agua y asegurará el servicio continuo de agua potable a los usuarios del servicio y dotará al acueducto de la capacidad suficiente para abastecer a toda el área urbana.

2.3. Firma de un convenio con el ministerio de Vivienda para la construcción de las redes del acueducto de Magangué, tanto de las que hacen falta en zonas a las cuales no llega agua como de las existentes ─ya que las actuales redes son obsoletas por tener más de 40 años─, por valor de más de $24 mil millones. Con lo que se completa un total de $33 mil millones gestionados por esta Administración, con lo cual el problema del suministro de agua potable a toda el área urbana queda resuelto en lo relativo a los recursos.

2.4. Realización de un Programa de construcción y adecuación de acueductos rurales en 42 corregimientos, reparando los existentes, cavando 14 pozos profundos para suministrar agua potable por primera vez a 17 corregimientos que carecían de acueducto y estableciendo en varios de ellos bombeo de agua con paneles y baterías solares.

2.5 En diciembre se produjo una intempestiva Resolución de descertificación que ha extendido la Superservicios, que cuenta con el visto bueno de Minvivienda. Este ministerio, que permitió que la obra de ampliación y optimización de las plantas del acueducto que contrató se demorara el triple, ahora descarga sobre Magangué una Resolución a todas luces carente de fundamento legal.

2.6. El municipio ya ha interpuesto el correspondiente recurso señalando en el mismo que la Resolución no puede ser válida, 1) porque aplica retroactivamente una norma: el decreto expedido por el Gobierno nacional sobre la materia en mayo, cuando la entrega de la información sobre agua y saneamiento básico a la plataforma nacional la hizo el municipio en abril, cuando todavía no estaba vigente dicho decreto y regía la normatividad anterior vigente hasta ese momento; y 2) el municipio de Magangué se encuentra en un Plan de Mejoramiento por orden del ministerio de Hacienda, y según la normatividad imperante, un municipio que desarrolla un Plan de Mejoramiento no puede ser descertificado.

IV. EL MEJORAMIENTO Y LA GESTIÓN DEL GASTO SOCIAL Y LA ADOPCIÓN DE POLÍTICAS PÚBLICAS EN LO CONCERNIENTE A LO SOCIAL

• En el 2012 se adelantó la campaña de reapertura de los centros de salud, encabezada por la Primera Dama, los cuales se recibieron cerrados por esta Administración.

• Un notable progreso del gasto social se operó en la alimentación escolar. Mientras que en los 2 primeros años del cuatrienio se limitó a poco mas de 5.000 estudiantes, en los dos últimos se triplicó y un poco más. Así en 2015 hubo 18.546 cupos de alimentación escolar para niños y niñas, muchachos y muchachas con un valor de casi $1.995 millones de pesos.

• Inversión de $1.500 millones de recursos de regalías en seguridad alimentaria: siembra de 6 millones de alevinos de la especie bocachico en las ciénagas del municipio. Aunque el repoblamiento se efectuó con las exigencias técnicas y la vigilancia pública requeridas, la ejecución del proyecto se vió obstaculizado por la prolongada sequía que alteró el cronograma de realización del repoblamiento en las ciénagas y después por la pesca anticipada de los ejemplares con una talla insuficiente. Con todo, ayudó a enfrentar el problema vital alimentario de los pescadores y población ribereña.

• Por iniciativa de la Primera Dama, con el apoyo de la alcaldía se creó en el año 2014 el OBSERVATORIO DE POLITICAS PUBLICAS, para la infancia, la adolescencia, los jóvenes, la mujer, el adulto mayor, los discapacitados y los LGTBI.

• Entre otros programas y actividades destacaron, siempre liderados por la Primera Dama, los relativos a la resocialización de jóvenes en riesgo de derivar hacia el pandillismo juvenil, con el montaje de microempresas y talleres productivos; las jornadas del día del Niño; las movilizaciones en repudio a la violencia contra la mujer, la celebración del día internacional de las trabajadoras, las capacitaciones a centenares de mujeres en liderazgo y talleres de manualidades, y la actividad sin precedentes en Magangué por el reconocimiento social de las comunidades de LGTBI.

• Las jornadas denominadas “LOS FESTIVALES DE LA SALUD, CULTURA Y DEPORTE”, constituyeron otra de las tareas permanentes de la Oficina de Gestión Social de la Primera Dama, iniciados en el 2012 y desarrollados de manera regular hasta el 2015. Su objetivo, llevar a las comunidades de la zona rural las oficinas de los principales programas sociales como Más Familias en Acción, El Adulto Mayor, Sisben, cultura y deporte, medicina preventiva a través de la Secretaría de Salud, y medicina general con entrega de medicamentos.

• Atención y ampliación del programa de “Más Familias en Acción”, el programa social más importante del municipio por su cobertura ,que cobija a 14.300 hogares y 27.000 niños de escasos recursos.

• En 2014 la Administración radicó Proyecto para 3.611 viviendas en el Ministerio de Vivienda.

• Con fondos de la Unidad Nacional de Víctimas y recursos propios del municipio, mediante un proyecto de iniciativa local, se creó y sostiene un Punto de Atención de Víctimas que atiende a la respectiva población de Magangué y de toda la región del Sur de Bolívar.

V. LA RECONSTRUCCIÓN Y MODERNIZACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA MUNICIPAL

• En el Índice de Desempeño Integral del DNP de 2012, Magangué pasó del lugar 1.065 al 329, (un salto de 736 lugares).

• En la necesidad de reconstruir una administración moderna se implementan el control interno, el gobierno en línea, la actualización de la página web de Magangué, la digitalización de archivos y documentos, la rendición periódica de cuentas, y el constante monitoreo a la aplicación del plan de desarrollo del municipio.

• Actualización catastral de Magangué por el IGAC como resultado de la gestión.

• Por primera vez se realizó un estudio que permite saber cuáles son los activos del municipio

Este fue el sexto logro del cuatrienio del Verdadero Cambio del gobierno municipal de Magangué:

VI. LOS SIGNIFICATIVOS AVANCES EN EDUCACIÓN Y CULTURA

• Se puso fin al negocio de la matricula contratada con instituciones privadas porque en las instituciones educativas públicas había suficiente capacidad para recibir esos estudiantes. Ello contribuyó a salvar y vigorizar dos Instituciones Educativas públicas clave del municipio: el Liceo Joaquín Fernando Vélez y el Manuel Atencia Ordóñez.

• Entre los 94 municipios certificados en educación, Magangué obtuvo el octavo lugar en las cruciales asignaturas de matemáticas y comprensión de lectura. Ha sido la aplicación del método de enseñanza de la matemática articulada del profesor Francisco Escobar, PHD en Matemáticas.Un paso adelante en las Pruebas Saber. El Plan de Desarrollo del municipio ha puesto el acento, además, en ciencias naturales, historia, inglés y conectividad.

• Mediante un convenio con la Universidad de Cartagena para constituir una mesa de trabajo con once universidades, se iniciaron en Magangué programas de carreras tecnológicas de interés regional financiados por el municipio para estudiantes de estratos 1 y 2. Actualmente el municipio financia más de 180 estudiantes en carreras técnicas y tecnológicas.

• En construcción y reparación de instituciones educativas se han invertido más de $ 10 mil millones de recursos propios y/o gestionados ante la nación

• Programa de acceso a la educación superior para estudiantes de origen popular: mediante convenio con la Universidad de Cartagena y la constitución de una Mesa para la Educación Superior en Magangué con participación de varias universidades, el municipio financia las matrículas para cursar carreras tecnológicas completas a 160 bachilleres procedentes de los estratos 1 y 2.

• Adopción, este año, del Programa Jóvenes en Acción, gestionado para Magangué por la Administración del Verdadero Cambio, pues hasta entonces no se aplicaba en el municipio; hoy beneficia a más de 400 bachilleres de estratos 1 y 2 con subsidios del Estado para su educación superior.

• El municipio ha donado lote para construir sede del SENA en Magangué y ha presentado al Ocad de regalías el proyecto correspondiente a los diseños de la obra. Se espera que, una vez el Ocad apruebe el proyecto la entidad nacional asigne los recursos para la construcción y dotación en el 2015.

• Las celebraciones y festividades periódicas volvieron y proliferan y se ha vigorizado la musical alegría ribereña; las festividades de La Calendaria y el Festival Novembrino de los Ríos, recuperaron fechas de esparcimiento que identifican culturalmente al municipio; rescatamos para el patrimonio arqueológico precolombiano cerca de mil piezas zenúes y chimilas.

VII. EN MAGANGUÉ SE RESTABLECIÓ LA DEMOCRACIA

• Es el hecho fundamental de que volvió la libertad a Magangué y la observancia de la ley con esta Administración. - Aquí en Magangué ya no se asesinan periodistas en los parques ni se ordena la ejecución de opositores en las puertas de sus casas. En este cuatrienio el pueblo volvió a estrenar sus libertades y las ejerció a lo magangueleño, a lo ribereño: bulliciosa y estruendosamente; principalmente la libertad de expresión.

• Era comprensible que después de un largo período de amordazamiento, de intimidación, de represión de la libre opinión, cuando se restableció la libertad, irrumpiera una expresividad acumulada, sofrenada, sometida hasta entonces y que esa expresividad llegara, como llegó, al desbordamiento e incluso al exceso. Aunque en algunas ocasiones ese exceso degeneró en aberraciones de la libertad de expresión, por minorías que la utilizan no para argumentar y enriquecer el debate público sino para injuriar y agredir verbalmente, aquí lo de resaltar es que el pueblo de Magangué volvió a ejercer su derecho a criticar sin temor lo divino y lo humano ─incluyendo al gobierno municipal que lo posibilitó─ y que ese hecho es tremendamente positivo y debe mantenerse y consolidarse.

• En Magangué ya no se matan periodistas en los parques. Todos los sectores sociales y políticos ejercen a cabalidad sus derechos, especialmente en lo relacionado con las libertades civiles.

• El restablecimiento de la democracia se concretó, por otra parte, en que se reconocieron y restituyeron derechos vulnerados.- Durante esta Administración, muchos ciudadanos a quienes administraciones anteriores les habían vulnerado sus derechos, les fueron reconocidos y restituidos esos derechos, siempre que lo ordenaron tribunales y jueces, y obtuvieron reintegros, recibieron del erario público las indemnizaciones por los despidos injustos o los atropellos que antes padecieron. (valor )

• De igual manera, el restablecimiento de la democracia pudo palparse en que la protesta pacífica se reconoció y garantizó, y en el manejo prudente y eficaz de situaciones difíciles.- Ejemplos: el caso las invasiones de 24 predios públicos y privados urbanos por unas 5 mil familias en 2014, que demoraron varios meses, desde comienzos de junio hasta septiembre de ese año, tuvieron un desenlace sin hechos que lamentar, gracias al manejo que le dio esta Administración municipal a esa situación. SE empleó el método del diálogo, la persuasión y los acuerdos.

• Otro caso fue el de los comerciantes minoristas y mayoristas que ocupaban el sector donde hoy se ubica el Muelle Fluvial de pasajeros, quienes despejaron esa área pública a través de un proceso de diálogo, discusiones y finalmente un consenso laboriosamente gestado, que desembocó en compensaciones otorgadas por el municipio.

• Puede decirse que Magangué ha sido un laboratorio del posconflicto.- En medio de la controversia nacional por la paz, los anatemas de los opositores a las negociaciones de La Habana, los actos temerarios de las guerrillas y las acciones violentas, los atentados y las amenazas a líderes populares, Magangué no fue ajeno al torbellino político de los días que corren. Justamente se le reconoció como un ‘‘laboratorio del posconflicto’’.

• Se ha conformado una gran corriente democrática de gentes de todos los sectores sociales y políticos.

"Vamos a medirnos en las calles". Francisco Castañeda
Francisco Castañeda Edil Kennedy

Francisco Castañeda, discurso en la instalación de la JAL Kennedy.

Entrevista a Marcelo Torrres sobre el balance de su Alcaldía en Magangué
Marcelo Torres Alcalde de Magangué

Tomado de LasillaVacia.com, por Laura Ardila Arrieta.

‘Cumplí, aunque el parte que se da es del retorno de las fuerzas que combatimos’: Alcalde de Magangué.

Marcelo Torres protagonizó una de las noticias políticas más importantes de las regionales de hace cuatro años en el país, al lograr derrotar a la entonces súper poderosa empresaria Enilce López ‘La Gata’ en su propia tierra. Pero en una movida de péndulo, en menos de un mes le entregará la Alcaldía a un mandatario apoyado por parte del clan de la mujer hoy condenada por homicidio y concierto para delinquir.

En esta entrevista, el político de izquierda que ayudó a fundar el MOIR da su versión de por qué se volvió a ese estado de cosas, y hace un balance de la gestión que se le dificultó al haber encontrado un municipio con serios problemas económicos, como lo contó La Silla desde 2012.

Esa gestión, que él califica como “muy modesta”, tiene hoy divididas las opiniones en la segunda ciudad de Bolívar: entre quienes creen que hizo lo que pudo y los que consideran que su Administración resultó un fiasco.

¿Qué tan difícil fue administrar una ciudad que estuvo dominada 20 años por una clase política tradicional llena de ruidos, y en la que además en 2003 se instaló un imperio de miedo?

Lo de Magangué fue un ensayo, un experimento, de gobernar con sentido democrático y de empezar a resolver los problemas más urgentes de una de las regiones más atrasadas de Colombia, como es el sur de Bolívar. Se hizo en un escenario de mucha complejidad, con unos obstáculos cuya magnitud requerían una movilización de recursos más allá de lo que el municipio estaba en condición de hacer.

Desde ese punto de vista el resultado es modesto. Muy modesto. No obstante lo cual creo que se puede sacar en limpio, que se demostró que un alcalde de izquierda puede gobernar con sentido democrático y teniendo resultados en ese marco. Y sobre todo que empezó un proceso de reinstitucionalización del Estado de Derecho que se había perdido completamente y que, aún ahora, cuando el parte que se da es del retorno de las fuerzas que combatimos, estoy seguro que les va a quedar muy difícil materializar un retroceso en el terreno que se ha ganado. Estoy satisfecho, creo que le cumplí a Magangué y a Colombia.

¿Por qué no se movilizaron los recursos suficientes para que se le pudiera dar el vuelco al municipio que muchos esperaban?

El asunto radica en lo siguiente: en general los municipios como Magangué, que son catalogables como pequeños centro urbanos, carecen en una magnitud significativa de una parte del presupuesto que es muy importante que es la de los recursos de libre disposición. Estos recursos en estos municipios se generan en una proporción muy modesta, son los que provienen del recaudo de sus impuestos locales.

En contraste, los recursos que provienen del Estado central, el llamado sistema general de participaciones, representa alrededor de un 93 por ciento del presupuesto. Pero esos tienen una destinación específica a educación y salud, de ahí no se puede tomar un peso para pavimentar o para cualquier obra civil de las que tanto se necesitan y quiere ver la gente. Además de eso, Magangué tiene una gran limitación: está en la Ley 550, la deuda es de más de 53 mil millones de pesos.

A este Gobierno le tocó recuperar la confianza pública en el pago de los impuestos. Nosotros elevamos el recaudo en más de un 100 por ciento y tuvimos un buen desempeño fiscal. Pasamos, entre 1.100 municipios, del lugar 963 al 326 según la calificación de Planeación Nacional.

Cuando se posesionó hace cuatro años, Marcelo Torres prometió cambiar la historia de Magangué. Cortesía: El Comunicador.

Los magangueleños no veían una obra civil en décadas. ¿Con usted qué han podido ver?

Con los recursos provenientes de dos fuentes: la renegociación de la deuda que hacemos en el segundo año y las regalías del nuevo sistema de regalías, Magangué volvió a tener obras civiles. Varias. Por ejemplo, algunas de las vías clave que le dan el circuito vial a Magangué se atendieron.

Si hubo logros, modestos, pero logros, ¿por qué cree que los magangueleños no reeligieron su proyecto político el 25 de octubre (Ubaldo Meza, el candidato de su grupo sacó poco menos de cinco mil votos)?

Bueno, debo decir que esta Administración se enfrentó a serias dificultades. La primera es que, como es natural, había una expectativa inmensa después de la derrota de estos poderes oscuros. Pero he aquí que, como ya expliqué, la extrema precariedad presupuestal prácticamente no permitía hacer mayores obras, especialmente de infraestructura. Yo logro renegociar la deuda a mediados del segundo año de Gobierno y eso se viene a reflejar en el presupuesto del tercer año. Entonces estuve dos años contra las cuerdas, con una población exigiendo con toda razón. Esta situación fue muy bien aprovechada por los que querían que en Magangué la rueda echara hacia atrás.

Hay quienes dicen que por falta de ejecución, la esperanza que representó su triunfo terminó en un fiasco…

Hubo una muy orquestada campaña de descrédito basándose en que la Alcaldía no hacía nada.

¿Y usted no tuvo algún congresista que lo ayudara a gestionar recursos a nivel nacional (de Magangué son los congresistas Hernando Padauí y Karen Cure, aunque esta última es del combo de La Gata)?

No tuve. El Presidente ayudó con unos recursos, pero el Estado colombiano hubiese podido ayudar en una escala incomparablemente mayor. Por ejemplo, Magangué no pudo acceder a las 100 mil viviendas gratis. ¿Por qué razón? Porque estaba descertificada debido a que dos urbanizaciones piratas, durante las Administraciones anteriores, hicieron que el municipio se hiciera acreedor a esta sanción por parte del Ministerio de Vivienda. Cuando mi Administración se inicia me dicen que los municipios que están descertificados no pueden acceder a ese programa. Esto realmente fue un castigo, no para los urbanizadores piratas sino para la población de Magangué.

Dice usted que el parte que se da es del retorno de las fuerzas que combatió. ¿Retornaron La Gata y las mafias a Magangué?

Así es. Mire, en la campaña ganadora (del 25 de octubre) participaron nueve concejales (de 17), el exalcalde anterior a mi y personajes reconocidos todos por ser agentes de ese clan. De manera que ese es un hecho vox pópuli. Y eso lo sabe raymundo y todo el mundo. ¿Qué pasó? Desafortunadamente las malas costumbres políticas tenían más arraigo de lo previsto, según todo indica. Estamos frente a ese resultado. Los sectores democráticos de Magangué y del país tendrán que estar muy alertas y no olvidar que allí empezó un proceso democrático y que, a pesar de este revés temporal, esta experiencia merece que el hilo se vuelva a anudar.

¿Por qué es tan difícil que salgan del juego político personajes como La Gata?

Yo creo que eso tiene que ver con el grado de la democratización real de las instituciones, del Estado, esa influencia que no se ve pero que es efectiva en las instituciones y que continúa actuando. Aun cuando debo decir que en los dos gobiernos Santos ha habido una mejoría en lo que tiene que ver con este tipo de fuerzas en Magangué.

¿Y cuál es esa mejoría? Porque la historia señala que lo que ha pasado es que el poder central ha engordado muchas de estas mafias para servirse de sus votos sin importar el daño a las regiones…

Bueno, me refiero a que se ha visto una acción legal y medidas que realmente puede decirse que pusieron en jaque a este tipo de fuerzas. Al menos aquí en Magangué.

Señalaba usted que la campaña ganadora en Magangué, la del alcalde electo Pedro Alí (de Cambio Radical), tuvo el apoyo de gente del clan de La Gata. Esta campaña, además, ha sido objeto de denuncias por parte del candidato que perdió por presuntas irregularidades cometidas el día de la elección. ¿Qué fue lo que pasó en Magangué el 25 de octubre?

En una de las últimas reuniones para el tema electoral, unos dos o tres días antes del 25 de octubre, se firmó una comunicación a instancias mías y en presencia de la Personería, los partidos, la Policía y la Procuraduría, que le solicitaba al Consejo Nacional Electoral la aclaración de por qué las 3.600 inscripciones de cédula que se habían anulado por trashumancia permanecían en el censo electoral. No pasó nada. Finalmente esas cédulas permanecieron y pudieron votar. Este fue un hecho sumamente irregular que hasta hoy no tiene respuesta.

¿Esos tres mil y pico de votos hubiesen podido cambiar el resultado? Porque es poco menos de la diferencia que hubo entre los dos candidatos más votados…

Así es. Aquí la gente vio las caravanas de buses que llegaron ese día. Por supuesto, la locomoción no está prohibida el día de las elecciones, pero llama la atención que eso haya pasado.

¿Ya le respondieron eso en la Registraduría y en el Consejo Electoral?

No, no conozco hasta el momento ninguna explicación de esta grave anomalía.

Más allá de todos los hechos que ayudan a entender por qué regresó el grupo de La Gata al poder, ¿qué pasó con algunas promesas que usted hizo al respecto? Por ejemplo, usted prometió en campaña que le quitaría a ese clan su poder en la salud, pero La Gata sigue con su IPS…

En realidad allí hay una situación difícil por razones institucionales y por las condiciones particulares de Magangué. Yo gestioné con el Fondo para la Adaptación del cambio climático la reconstrucción de los 11 centros de salud que hay en Magangué. Estos centros estaban cerrados. Los pudimos abrir. Mi esposa se puso al frente del asunto. Sin embargo, el grueso de los recursos de salud les llega directamente a las EPS privadas. Eso no lo maneja el municipio, aunque figura en el presupuesto.

¿Pero por qué La Gata mantiene su IPS?

Bueno, como sucede con todas las IPS y EPS, los municipios tienen la labor de vigilancia, pero la decisión final la tienen otras instancias como el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Salud. Nosotros presentamos los informes de desempeño.

¿En el caso de la IPS de Enilce López cómo ha sido el desempeño?

Bueno, en general digamos que habían adoptado medidas pero las fallas también están registradas en los informes.

¿Y no se hizo nada?

Eso depende de la Súper. También hay una resolución que les quitó a los alcaldes el manejo de las ESE, que son las públicas. Dicho sea de paso, con el gerente de la ESE ha habido una gran tensión por el manejo que le están dando.

Y me dicen que la ESE también está en manos de un señor cercano a los gatos...

Sí. Pero la Superintendencia está completamente informada sobre eso.

¿Logró quitarles a los gatos el tema de las basuras? Hace un par de años hubo una polémica que contamos en La Silla porque una empresa de Corozal se presentó como el supuesto nuevo contratista de las basuras, argumentando que el actual les había cedido el contrato. En su momento se dijo que esa empresa era cercana a La Gata y que usted le habían falsificado la firma de la aparente cesión…

Logramos quitarles la interventoría que era inoperante. El municipio unilateralmente canceló el contrato. La empresa de Corozal nunca entró.

Sigamos haciendo balance. Uno de los grandes dolores de cabeza de los magangueleños es el desorden de los mototaxis y en la movilidad en general. La ciudad sigue sin contar con Policía de tránsito…

Los mototaxis son, como en muchos lugares, uno de los mayores problemas sociales. Además, en Magangué no son un problema marginal sino el principal medio de locomoción. Hay alrededor de 25 mil motos y eso tiene que ver con que el nivel de empleo es sumamente bajo. El nivel de desempleo es alrededor del 31 por ciento de la población económicamente activa. Y a eso se le suma personas de otros municipios que vienen a trabajar en moto durante el día.

Este no es un problema para resolver con medidas de orden policivo. Este problema tiene que ver con el desarrollo, con las posibilidades de empleo. Con una sucesión de gobiernos con la misma línea se podría resolver. Lo que hicimos fue hacer pedagogía colectiva. Desafortunadamente no pudimos conseguir que la Policía nacional de Tránsito nos permitiera ir pagando por cuotas el convenio que tienen todos los municipios con estos uniformados. Esto lo gestioné con la dirección nacional de la Policía de Tránsito y nunca me aceptaron que el municipio pagara por cuotas y Magangué no tiene para pagar el convenio de contado.

Siguiendo con el tema social, 25 ollas del microtráfico hay en Magangué y muchos jóvenes en pandillas…

Creamos un Observatorio de los problemas sociales, es un experimento a pequeña escala, pero nos ha permitido crear políticas públicas para las mujeres, los LGBTI, el adulto mayor y los jóvenes.

¿Qué es lo que más le llena de orgullo de lo que hizo en estos cuatro años?

El problema que se resolvió en Magangué que fue el del agua potable. Esta Administración gestionó 33 mil millones de pesos en agua potable. La primera parte se la pedí directamente al Presidente y cumplió. Se trata de ocho mil millones de pesos para la ampliación y optimización de las dos plantas de aducción que tiene el municipio. Y un convenio con el Ministerio de Vivienda por unos 24 mil millones de pesos que va a ser ejecutado en el otro año, pero que ya se firmó. Eso soluciona el problema de la calidad de agua, porque Magangué no tenía agua potable. Siguen habiendo algunos problemas, pero porque las redes son obsoletas. 17 corregimientos de los 42, nunca habían tenido acueducto y hoy tienen acueducto y agua potable. Para ello perforamos 14 pozos profundos y bombeamos hasta la puerta de la casa de los habitantes.

Hablemos del posconflicto. ¿Cuál cree que será el papel que jugarán los mandatarios locales que entran?

Aquí hay que resolver varias cosas. Una de ellas es qué hacer con los excombatientes, buena parte de los cuales son raspachines que han pasado de la guerrilla a los cultivos. Por otro lado, qué se va a hacer con la población que salió que no ha podido regresar: los desplazados.

¿Qué opina de que, según todo indica, ningún municipio del Caribe será priorizado en el posconflicto?

Eso es absurdo por la historia del conflicto. Sobre el mapa de la guerrilla se superpuso el del paramilitarismo. A muy grandes rasgos, el paramilitarismo pasó del Magdalena medio a Urabá, de Urabá a Córdoba, y de ahí a toda la región Caribe. Y el paramilitarismo viene siguiendo el rastro o presencia de la guerrilla. Así que está claro que es un absurdo que no vayan a priorizar esta zona. Es inaudito, teniendo en cuenta las matanzas alrededor de Ralito y Montelíbano y todo lo que hubo en el centro de Bolívar o en el Magdalena y Cesar.

Ahora que se comienza a debatir sobre la responsabilidad de terceros civiles en el conflicto, ¿quién cree que debería pasar al tablero en el Caribe?

(Carlos) Castaño fue el primero que tocó el tema, el de los 12 apóstoles. Se ha dicho con mucha insistencia, y si no hay pruebas por lo menos hay indicios, de que Hernán Echavarría Olózaga (reconocido empresario antioqueño) estuvo en eso de comienzo a fin. Y buena parte de la élite antioqueña y buena parte de los cacaos del Valle.

¿Pero en el caso de la guerrilla quiénes en el Caribe?

Yo no creo que haya muchos.

¿Usted no cree que haya habido empresarios que los hayan financiado y que tengan que contar su verdad?

Yo no creo que eso sea un fenómeno social, como si se puede decir de los paramilitares.

¿Cómo cree que lo va a recordar Magangué cuando se vaya?

Me parece que tendrá que darse una cierta decantación de las cosas para que lo que yo haya hecho o no llegue a su dimensión real.

¿Le duele que haya vuelto el poder que usted combatió?

Naturalmente. Entiendo que el candidato que llevó el grupo que en su momento me apoyó a mi estaba dispuesto a hacer alianzas con el otro candidato (Alfredo Posada) pero evidentemente no le fue posible.

Páginas