Sí a la Paz

NOTAS DE INICIO DE AÑO (I)

La posesión de Donald Trump, acontecimiento que concierne a todo el globo, y el escándalo generado por la corrupción sin fronteras de la empresa Odebrecht, copan el espacio de la atención pública. Sin embargo, los asuntos que subyacen a estas conmociones mediáticas, como la suerte de la paz colombiana, que es la misma del país, y el suceso íntimamente vinculado a dicho proceso, las elecciones presidenciales de 2018, aún distante, ameritan por motivos igualmente insoslayables que nos ocupemos de ellos.

Los dirigentes sindicales debemos promoverel sí en el plebiscito por la paz.

Por: Miguel Ángel Delgado R.

Por eso la responsabilidad que debemos asumir los dirigentes sindicales de la CUT es definitiva. Como uno de los sectores sociales más golpeados, conocemos como víctimas todos los horrores de la violencia desatada, por ello y por el futuro de los trabajadores colombianos nos esforzaremos al máximo para lograr una votación gigantesca por el sí, que permita apuntalar la paz en Colombia. El plebiscito para refrendar los acuerdos de La Habana fue avalado finalmente por la Corte Constitucional. Según los tiempos calculados por voceros oficiales este se llevaría a cabo en septiembre u octubre, o sea, estamos a tan solo 90 días para que los colombianos decidan por si cesa la confrontación armada con las Farc o continua el enfrentamiento bélico con ellas. Esta es la nuez de los acuerdos, la esencia de este proceso.

Colombia, en estos tres meses, entrará en un profundo debate político en torno a los contenidos de los acuerdos, su implementación, sus protagonistas, el llamado posconflicto y tantos otros aspectos que se derivan de ellos, pero finalmente todos, de una manera u otra, tendremos que decidir por el sí o por el no, porque la abstención en esta ocasión se une indefectiblemente al no.

Acuerdos de la Habana: Votar sí al plebiscito refrendatorio.

Tomado del periódico El Bancario 9, Bogotá D.C., julio - agosto de 2016

El sí triunfante traerá remozado entusiasmo a las huestes de los trabajadores y los sectores populares, que será aliciente determinante para emprender victoriosos el camino de la preparación del paro nacional contra la política económica y social del gobierno.

Por: Juan Francisco Sánchez Zambrano.
Presidente nacional ACEB.

El acuerdo logrado entre el gobierno nacional y las Farc en La Habana el pasado 23 de junio sobre el cese bilateral y definitivo del fuego y el mecanismo de refrendación de los acuerdos, tiene el inmenso valor para los colombianos de poner punto final a un conflicto armado que en cerca de 50 años deja como saldo de esta gran tragedia nacional 230 mil muertos, 50 mil desaparecidos y 7 millones de desplazados. Conflicto que se ha percibido por las mayorías como el más grande obstáculo atravesado en la ruta del progreso y el mejor vivir.